sábado, 19 de marzo de 2011

Frases de vida (parte tercera)

Mi príncipe azul tenía de azul el despinte de las sábanas de aquella cama a la que pretendía llevarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Érase una vez que se era un lugar donde la palabra de cualquiera tenía importancia