domingo, 29 de marzo de 2009

Frases de vida (parte primera)



Perdona bonita pero yo siempre fui más de patada en la entrepierna


lunes, 2 de marzo de 2009

Mi porqué electo


-¿Por qué escribes si apenas nadie para a leerte?

-No es el porqué la mejor de las respuestas, ni el mejor motivo. Escribo porque así me sale, no espero más recompensa que la de ver reflejado lo que mis dedos dedican en su minutero.

Y fue así como uno tras otro los demás posibles motivos fueron sobrando

domingo, 1 de marzo de 2009

Difusa

La versión más anticuada de mí misma vino ayer a visitarme. En forma de correo electrónico fue perfilando todo lo que antes caracterizaba a la protagonista improvisada que suscribe esta historia.

Destinos de viajes aun sin realizar, sueños que cada día van siendo más reales, terapia de risa para días con nubarrones que ni descargan ni pasan pero no te dejan mirar al horizonte. Nombres de uso gastado a juego con las bromas que nos hacían cómplices de los juegos entre pantallas. El carné de conducción de escoba mágica para brujas principiantes me ha caducado desde que no viajas conmigo. Sin embargo recuerdo perfectamente la situación exacta de esa estrella que tanto te gustaba, la mueca que se dibujaba en tu cara cuando sonreías, tus manos calientes...

Mi música común con el mundo menos contigo sigue contándome al oído que, a escondidas, la lista de éxitos se te quedó vieja y ahora le pides consejos para seguir creciendo.

¿Sigues musicalizando aquella película con ronquidos cuando intentas verla?

Difusos los trazos, conseguí reunir el rompecabezas que lleva mi nombre en modo pretérito, añoranza justa para tus letras.

De cuando miras y no quieres ver(I)

Sentada en la tarde de domingo, sobre sus pies las arrugas del pantalón sin planchar que eligió a conciencia.
Quiso escribir y no pudo.
Todo a su vera quedó frío, en silencio.
Acuoso el cristal que más pegaba a la estufa, vaho sigiloso que petrificaba aún más el ambiente.
Parco en palabras, pasajero osado de tempestades.
Mal entendido, mal utilizado el único lugar en mi tiempo dedicado a tí.
Y nada parece que cambie, las opciones se te acaban y no lo ves.
Trazo mi último dibujo de advertencia para tí.
Palabras que no salen pero aprietan en un sin tí pero conmigo que no busco, pero que encuentro todos los días.
Siempre empeñados en complicar las cosas, consiguió escribirlo ...

Continuará...