jueves, 5 de febrero de 2009

Deslizante

Intentando encajar me paso la vida, entre lo que dicen y lo que diran, entre lo que ven y lo que piensan, paseo, cansada o no sigo caminando.
Qué fácil es perderse entre los demás y olvidarse de uno mismo. Demasiado fácil, quizás.

Será que me hago mayor pero cada vez más me importan menos esas cosas, menos y menos y menos aún que lo van a hacer. Ayer compre aceite para untar y, así, que todo resbale.

martes, 3 de febrero de 2009

Mejor apaga la luz

"Mejor apaga la luz"...
Le dijo el mundo a su día, para así no ver, para de esta manera adulterar la forma en la que hoy se ha convertido.
Dicen que ojos que no ven, corazon que no siente. Error o no, nadie soy para juzgarte, si no quieres ver, no mires, pero no apagues las luces de la civilización que ya carece de las suficientes.
Estudiados, más que nunca, tan engreídos en nuestro pomposo estatus que no sabemos mirar más allá.
Despierta, niña, despierta. Como decía aquella canción, despierta y disfruta del regalo que nos ofrece el haber nacido en esta parte del hemisferio pero, no mires atrás, no mires más abajo, puede que así consigas ser feliz. Tu mayor meta, ser lo suficientemente ciega para regocijarte en lo vanal, en lo material.
Mejor apaga la luz y sigue viviendo a oscuras, mejor, así van las cosas, mejor, caminando a tientas, mejor que te sigas perdiendo todo lo que está más allá de tus luces propias.