jueves, 27 de noviembre de 2008

De cuando me enfado y te lo digo

Cuentas aparte, los números hasta que mi relajo se desate. Cuentas de nada, nada que combate entre mis silencios y los ataques del lobo que persigue al falso cordero. Infundado.
La bestia que esconde la sonrisa picarona, la callada oportuna en tanto en cuanto sigas sin aprender a leer las marcas faciales que vamos desprendiendo.
Desprendidos de los gestos al ritmo del resbalar de las sedas que recubren nuestras intenciones, hoy desato mi ironía.
Irónica, satírica, sarcástica a convenir en el tratado negociable de las partes contratantes. Suma y sigue.
Y jugamos en una partida sin tablero, en la que busco tus puntos débiles para minarlos. Montando al punto de nieve la nata del pastel de esa fiesta sorpresa que con mi enfado y tus ganas vamos a montarnos.
Ya estás listo, el último toque de calor y, la mesa está servida.
Entre trozos de papeles y voces curvadas hacía nuestras opiniones transcurrimos, una vez mas.
pero todo pasa, todo menos nosotros y la fiesta termina con ese final, el que los dos esperábamos.
Y deseábamos.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Mi tiempo en tu reloj

Tic, tac, tic, tac...

Y tu sigues a mi vera.

Tic, tac, tic, tac....

Y mi corazón en la nevera.

Tic, tac, tic, tac...

No te mereces tanta espera.

Tic, tac, tic, tac...

Y la aguja se congela

Tic, tac, tic, tac...

Y si te vienes se acelera

Tic, tac, tic, tac....

Y tu sigues a mi vera.



Tic, tac, tic, tac...


domingo, 23 de noviembre de 2008

Los vigilantes de la.... (va por tí)

"¿Nunca habéis soñado con ser famosos? Pero no famosos de pacotilla, no, sino famoso FAMOSO.

Pues yo sí.

Pero ahora que he probado lo que es tener guardaespaldas, casi que me lo estoy pensando.

¿Sabéis lo que es tener a alguien que te lleve la cuenta hasta de lo que tardas en ir al baño?

Sí, sí, podéis decirlo sin miedo ... INAGUANTABLE.

No sé, a veces me miro por detrás a ver si soy yo la que tiene un cartel pegado diciendo:

"abrázame"

"protégeme"

o, mejor

"en peligro de extinción"

El caso es que me ahooogooo, me ahooooogooooooooo y... sí, como iba a ser si no. Ahí está soplando más que el lobo del cuento de los cerditos pa' que no me falte aire...

MECAWENTÓ


Que si quiero aire, me compro un Pay-pay!!!!!

El otro día sin ir mas lejos, estaba tomando algo con unos amigos o, mejor dicho, intentándolo y, os podéis imaginar la situación:

Chico conoce a chica - Chica conoce a chico
y chica y chico intentan hablarse al oidillo.


meeeeeeeeeeccc!!!!!



ERRORRRRRR!!!!!!!!!!

Es ahí cuando la alarma guardaespaldaspersonal se enciende y:

PASO 1: Se acerca sigilosamente y se coloca a tu vera, primero no te mira, ha llegado allí por intervención divina. poco a poco se gira y se mete en tu conversación.

RESULTADO 1: Chico mira a chica, mira al nuevo y pone cara de circunstancia.

... te libras de el que sobra....

PASO 2: "La excusa tonta" . Tu vigilante se vuelve a acercar y te dice:
Qué tarde es ya, ¿no?

RESULTADO 2: Miras al chico, le sonríes y te vuelves pal otro con la mirada de ¡PI-RA-TE!

PASO 3: Tu acompañante va al servicio. Es entonces cuando se comprueban los reflejos de tus autoproclamados cuidadores. "El protector nº1" se acerca rápido (parece que le había visto las ganas de mear al otro antes de que el las supiera) ¿Qué esta en la otra punta de un bar lleno gente? es igual. ¿Habéis visto al lagarto que corre por encima del agua en los documentales? NÁ, eso no es NÁ comparao con este. Va entonces y te dice:

- A mi este no me gusta pa' ti

Pero a ver, ¿tu ves cara de que me interese tu opinión?


PASO 4: "La refinitiva" . ¿Oye chica que yo me voy ya te vienes?

RESULTADO 4: Te levantas y lo miras con cara de "no, si aun le hace falta que le haga un croquis" y le dices ¿Tu que crees?
Entonces es cuando te dicen.. ¿de verdad, verdad?
Y tu le dices, no es que tengo complejo de pinocho!!!

Y te vuelves y tu chico flamante se ha hartado de niñerías y de sentirse con el ojo que todo lo ve pegado al pescuezo, se ha ido y, es más, ahora hasta te rehuye.

Al final, todo pasa y, al día siguiente tu "amigo" te dice algo así como "yo es que calo a la gente" y tu entonces piensas......

"Claaaaaaaaaaaaaaro, por eso no viste que sobrabas"

En fin señores, que ser mujer, guapa y simpática por lo visto es equivalente a no saber cuidarse (y yo sin saberlo). Eso o tener amigos es igual a tener explicaciones.

Definitivamente, yo no nací para famosa, mas bien para independiente"

martes, 18 de noviembre de 2008

Buenos días

La gente aturullada con su prisa. Orgullosa de su estres. Corriendo de un lado a otro. Deshumanizándose a cada pasito.
Y ni siquiera tienen tiempo para darse cuenta da todo lo que pierden.
Apenas recuerdan lo que es un saludo.
Ensimismados.
Y yo sigo gritando por si alguien me escucha:

¡¡¡Buenos días!!!

sábado, 15 de noviembre de 2008

Esto es entre tu y yo

Hoy me compré pinturas de guerra. En la etiqueta pone que son personalizadas, utilizables recomendablemente para un acto específico como el que esta tarde he decidido que me ataña.
Según el prospecto, aplicable preferentemente tras haber testeado previamente en una superficie pequeña de piel. Ya estoy cansada de tanta letra pequeña.

Hoy la guerra esta servida.

Comienza el surtido de estrategias previas entre tus haberes y mis mieles. Cortejo que va y viene, que viene y va, pero que nunca se queda.

Si quieres contienda aquí la tienes, nunca fui fácil de vencer, solo que nunca suelo entrar en bayalla. Pero ahora ya no me escondo, ya no te temo. Ahora, te miro, crees no veo más que lo que quieres que vea, que supones y superpones en mí lo que te viene en gana. Tu menosprecio saldrá caro.

Me vuelves a retar confiado, esperando que me excuse para alejarme.

Hoy no.

Dame guerra y pelearé entre tus lunares. Dame razón y la arrancaré a mordiscos. Dame un lugar en tu memoria e iré hasta tu tiempo.

Después de todo, siempre estamos dejándonos pendiente.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Aquellas pequeñas cosas


Despertar tras un sueño plácido.

Llegar a casa y quitarte los tacones tras un largo día.

Beber a morro de una botella.

Sentarse por la noche recién duchada en el sofá y reliarse en una mantita.

Meterse en la cama contigo, abrazarte por la espalda y hundir mi cabecita en tí, dándote un besito a media espalda.

La risa de los niños.

Terminar un trabajo bien hecho.

Respirar aire limpio.

Recoger sus frutos.

Un baño a la luz de las velas.

Reirte porque sí.

Un tazón de helado.

Tu compañía.

Ver a los amigos tras mucho tiempo.

Mirar a alguien y que no haga falta decir nada más.

Un primer beso.

Perderte bailando sola en casa con música antigua.

Nadar desnudo.

Mirar las estrellas.

El olor del mar.

Ver una peli desde la cama...

... O no verla (mmm).

Ver fotos antiguas...

...y comentarlas con los demás protaginstas.

Las navidades en familia.

Sentir familia a alguien aunque no sea de sangre.

Una juerga improvisada.

Cantar a pleno pulmón.

Hacer un triple giro y frenar en seco a la primera (yujú!).

Bailar abrazaditos.

Sentirse la reina del mundo aunque vayas en chandal.

Comerte la vida aunque sea por un día.

El olor a limpio.

[...]


¿Continúas conmigo?

sábado, 1 de noviembre de 2008

Viento que todo lo puedes

Susurra el vientro tras mi ventana, me pregunta al oído qué fue de los niños que antes jugueteaban bajo mi casa. Me dice que crecieron, que muchos de ellos ya apenas son capaces de recordar cómo les gustaba constiparse si con ello disfrutaban un ratito más de tu presencia.

Cómo hemos cambiado -dije yo-, pero seguro que adoran tu presencia igual o más que antes, sólo que cambiaron su pelota de fútbol por un coche hacia su trabajo y las muñecas de trapo por un tacón para pisar con fuerzas.

El se fue, cabizbajo, no estaba demasiado convencido y con su nostalgia voleteaba sobre la plazuela de sus amores. Fue entonces cuando escuchó de los labios de uno de sus pequeñines crecidos: "Necesito que me de algo de aire fresco". Corrió a su lado a consolar esa petición y la cara de su niño dijo más que mil palabras. Con un sólo gesto su ánimo había cambiado por completo. Fue entonces cuando volvió a mi ventana, me habló de los nuevos niños, de que las cosas no son blancas o negras, me recordó todas las profesiones que desde pequeños soñabamos y se enurgulleció de lo que ahora éramos.

Al fin y al cabo, aunque de pequeños quisieramos astranautos, bomberos o pilotos. Lo importante es que somos.