martes, 18 de abril de 2006

Una noche cualquiera

Una noche cualquiera perdería el tiempo en decirte lo que siento..una noche cualquiera no sería bastante el susurro de tu voz entre mis manos, para calmar la sed que guardo. Una noche cualquiera nada de lo que hiciéramos sera malo, porque una de esas noches cualquiera es la diferencia entre tu y el mundo, entre el mundo y yo. En una noche cualquiera las palabras serán actos y los actos sentimientos llenos de vacío..porque una noche cualquiera no es más que el transcurso acelerado de los momentos que no vivimos y no nos esperan. una noche cualquiera apareceré en tus sueños para recordarte que no hay mundo sin sueños y que no hay sueños si no estas cerca..una noche cualquiera sera, seré, lo que quieras que sea para que la oscuridad se torne en día y el día en tu alegría, en la mía. Una noche cualquiera será, por ejemplo, esta noche..será, mañana..será cualquiera de las noches en las que yo no esté junto a tu almohada..una noche cualquiera te miraré a los ojos y podré ver las batallas perdidas entre mis brazos, las tormentas vencidas en los pasados y las primaveras espectantes con mis abrazos. Una noche cualquiera despertarás en el vacío de tu cuerpo esperando que mi recuerdo regrese a acurrucarte. Una noche cualquiera te esperaré sentada bajo las estrellas para ver como caminas descalzo entre los lazos que hoy te atan. Una noche cualquiera entenderemos que no hay día más largo que aquel que pasemos separados, una noche cualquiera nos reuniremos y olvidaremos los tragos gastados..una noche cualquiera volveremos a ser dos extraños para vencer el miedo a reconquistarnos..una noche cualquiera no será mas que una noche entre tus manos